La limpieza dental paso a paso

Sin comentarios

La importancia de mantener una correcta limpieza dental no radica únicamente en motivos estéticos sino también saludables. Esto es debido a que una mala higiene bucal puede producir daños tanto a nivel oral como sistémico.

Es por ello por lo que una o dos veces al año es recomendable acudir a un profesional para que nos realice una limpieza dental ya que, por mucho que nos cepillemos día a día, hay ciertas zonas de la boca a las que el cepillo no puede acceder. La placa que queda en los dientes, al cabo de un tiempo, puede llegar a mineralizarse y convertirse en sarro, el cual no puede eliminarse con el cepillo dental debido a su dureza.

La zona de mayor acumulo de placa suele ser la zona lingual y vestibular de los incisivos inferiores. No obstante, también es frecuente encontrar sarro a nivel de la encía, el cual puede ocasionar inflamación gingival, produciendo sangrado y molestias o pequeños dolores. La placa bacteriana puede llegar a producir enfermedad periodontal como periodontitis o gingivitis.

Cómo realizar una correcta limpieza bucal

Pero vayamos por partes y expliquemos primero cómo realizar una correcta limpieza dental en casa.

  • Cepíllate los diente como mínimo dos veces al día (por la mañana y por la noche), aunque lo ideal es hacerlo después de cada comida.
  • El cepillado tiene que hacerse lentamente y con movimiento circulares. No sólo tienes que prestar atención a los dientes, también a las encías y, especialmente, a las zonas que rodean las coronas o empastes.
  • No olvides cepillar la lengua de atrás hacia adelante. Así conseguirás eliminar las bacterias que producen mal olor.
  • Si puedes utiliza un cepillo eléctrico, así los movimientos serán mucho más sencillos.
  • Utiliza hilo dental y colutorio. Reducen la acumulación de placa bacteriana y previenen las caries entre los dientes.
  • Ven a visitarnos, al menos, una vez al año para una revisión completa y una limpieza dental.

La limpieza dnetal paso a paso con Dentobucal

Limpiezas dentales en el dentista

Las limpiezas dentales pueden ser realizadas tanto por odontólogos como higienistas. Se realizan a través de ultrasonidos que son aparatos que funcionan con agua a presión a una determinada velocidad y tratan de eliminar esa placa acumulada en los dientes.

Una vez realizada la fase de eliminación de sarro se realiza la fase de pulido. Esta consiste en pasar una copa y un cepillo impregnado en pasta de profilaxis sobre la superficie dental para, de esta manera, eliminar cualquier irregularidad que pueda tener el diente y que favorezca el acumulo de placa. Además estas pastas favorecen la eliminación de determinadas tinciones como las producidas por el café o vino. Aquí es importante saber que no todas las tinciones del diente pueden llegar a ser eliminadas con esta técnica siendo en ocasiones necesario recurrir a técnicas de blanqueamiento dental.

Entre los tratamientos de odontología conservadora que ofrecemos en Dentobucal se encuentran, obviamente, las limpiezas dentales. Las realizamos con ultrasonidos y las terminamos con la aplicación de un spray de perlas de bicarbonato activo que consigue un mayor brillo en el esmalte y un blanco más natural en los dientes.

Al finalizar la limpieza, nuestros especialistas te enseñarán las técnicas básicas de cuidado y limpieza bucodental para que las puedas realizar de manera rutinaria en casa. Las técnicas de cepillado no suelen realizarse correctamente y, por tanto, no se elimina la placa en su totalidad e incluso puede producir recesiones gingivales. Por ello, se debe hacer hincapié en los movimientos que tiene que hacer el cepillo y las zonas donde insistir que normalmente los pacientes olvidan.

¿Qué efectos secundarios pueden aparecer tras una limpieza dental?

De forma general, tras la realización de una limpieza bucal no suele aparecer ningún tipo de sintomatología siempre y cuando sea realizada por un profesional cualificado. No obstante, puede llegar a aparecer cierta sensibilidad, debida a la eliminación del sarro que estaba depositado en ciertas partes del diente y que, al quitarlas, quedan más expuestas.

Esta sensibilidad suele tener una duración de uno o dos días no siendo habitual que dure más de una semana en cuyo caso se debe acudir a un profesional para que valore la situación.

Si quieres más información sobre cómo mantener una correcta limpieza dental y una buena salud oral, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales. ¡Estaremos encantados de solucionar todas tus dudas!

¡No te pierdas nuestros consejos y promociones!

Subscríbete a nuestra newsletter



Al dejarnos tu correo,
aceptas nuestros términos y condiciones.

La limpieza dental paso a paso
5 (100%) 3 votes